Percusión corporal, qué es y para qué sirve?

La percusión corporal es una técnica que consiste en usar tu cuerpo a modo de instrumento musical, ya sabes, palmadas, golpes de pecho, chasquidos de dedos, y todo eso para crear ritmos y sonidos la …

percusion corporal

La percusión corporal es una técnica que consiste en usar tu cuerpo a modo de instrumento musical, ya sabes, palmadas, golpes de pecho, chasquidos de dedos, y todo eso para crear ritmos y sonidos la mar de chulos. ¿Por qué te sirve? Pues mola un montón y es una forma genial de explorar tus habilidades musicales. ¿Te pica la curiosidad? ¡Pues sigue leyendo, que esto solo es el principio!

 

¿Qué es la percusión corporal y sus beneficios?

Pues mira, la percusión corporal es una técnica bastante guay que se usa en la música para crear ritmo y sonidos, pero en lugar de usar instrumentos, usas tu propio cuerpo. Puedes dar palmadas, golpearte el pecho, hacer sonidos con la boca, lo que quieras.

Y ¿sabes qué? Tiene un montón de beneficios. Primero, ayuda mucho a desarrollar el sentido del ritmo y la coordinación, que oye, nunca viene mal. Además, como estás usando tu cuerpo, también estás haciendo ejercicio, lo que es genial para mantenerse en forma. Y por si fuera poco, también puede ser super divertido y una gran forma de liberar estrés.

 

¿Qué tipos de percusión corporal hay?

Para la percusión corporal puedes usar las manos, los pies, la boca… incluso hasta el pecho.

Y ahora que lo pienso, también hay gente que se pone a golpear cosas con el cuerpo, como las mesas o las sillas… aunque eso ya no sé si cuenta como percusión corporal o como destrozo de mobiliario, jaja.

En fin, que hay un montón de formas de hacer percusión corporal, depende de cómo te lo montes.

 

¿Cómo se puede utilizar la percusión corporal?

 

 

La percusión corporal es increíblemente útil para aprender ritmos y puede usarse en cualquier entorno, ya sea en una clase de música, en un taller de percusión, o incluso en casa. Además, es una forma estupenda de conectar con tu propio cuerpo y con los demás, ya que se puede hacer en grupo.

Para empezar, puedes probar a golpear diferentes partes de tu cuerpo y ver qué sonidos producen. Por ejemplo, un palmada en el pecho puede hacer un sonido similar al de un bombo, mientras que un chasquido de dedos puede sonar como un platillo. Experimenta y diviértete, ¡esa es la clave!

 

¿Y tú? ¿Qué opinas sobre la percusión corporal? ¿La has probado alguna vez? ¡Anímate y cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

 

Deja un comentario